Conformarse no es resignarse.

Me cae mal la gente que se resigna a muchas cosas.

Y también me molesta la conformidad en altos niveles. Quizá la rima que existe entre “conformidad” y comodidad no sea tan casual después de todo.

Hay tipos de conformismo:

Está el que presenta un alto nivel de conformismo. Ese es el que hace que te quedes sentado en el sillón viendo TV mientras el mundo y las cosas geniales de la vida pasan.

Por otro lado, está el conformismo mínimo. En ese, tu dictas el nivel de vida que quieres llevar e impones todo tu carácter ante las situaciones. Forjas tu futuro. Es la actitud quien manda y por ende, la rutina no te marca ni te hace. Al contrario, tu decides tu destino y vas marcando tu camino. Tu decides hasta donde te conformas.

La gente tiende a confundir el conformismo con la resignación.

Resignarse es rendirse. En cambio, conformarse, puede ser reflejo de una pálida actitud o de un espíritu genio e inquebrantable. Depende.

No te detengas-01

Las personas con un alto nivel de conformismo, son las que más abundan. Las otras, son las que mueven el mundo.

No te detengas, no dejes de caminar y de forjar tu camino.

Confórmate con lo que quieras, pero nunca te resignes.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s